Miedo al dentista? Estamos en el Siglo XXI

Hace siempre hasta hace unas décadas, la gente tenía pánico de ir al dentista.

A nadie le gusta que le pinchen o el sonido de las herramientas utilizadas en el tratamiento dental, pero en la mayoría de los casos se trata de algo del pasado.

Otras veces está provocado por una mala experiencia previa.

En Caredent dos Hermanas nos preocupamos por estos clientes y empleamos todos nuestros conocimientos y las tecnologías  para realizar tratamientos dentales sin dolor.

Tratamiento dental sin dolor

Actualmente no hay motivos para tener miedo de sufrir dolor durante el tratamiento dental. El uso de anestesias de todo tipo nos permite realizar tratamientos completamente indoloros.

Incluso se puede evitar la aguja de la inyección mediante otros métodos como la sedación tópica o por aire.

Además de la anestesia local se han impulsado métodos alternativos como la sedación consciente, o la anestesia electrónica, que bloquean el dolor a partir de impulsos eléctricos enviados mediante electrodos.

Todos nuestros dentistas comprueban que la anestesia, sea cual sea, ha surgido efecto antes de empezar el tratamiento. A pesar de esto, debes informarle en todo momento sobre si notas cualquier dolor o incomodidad que te intranquilice. Normalmente esto se hace mediante un signo (como levantar un dedo o una mano) mediante el cual informas que notas algo raro para que el dentista lo sepa y pare un momento.

El miedo al dentista igualmente provoca que no se realicen las importantes revisiones periódicas, por lo que cuando acudimos al dentista es por obligación, cuando tenemos un problema serio, lo cual dificulta el tratamiento inmediato en la mayoría de los casos, y supone que el paciente sufra un mayor dolor por la demora añadida en la resolución del problema.

Así que, ya no tienes motivos para no acudir a tus revisiones periódicas con tu dentista, y a tener tu boca perfecta en todo momento.

Tu salud empieza por tu boca

Llámanos y pide tu cita